Operación Bikini

¡Aún estás a tiempo de llegar al verano perfecta y sin inseguridades!

Toma nota de las siguientes REGLAS DE ORO PARA LUCIR BIKINI

DIETASophia Loren, sobaquember

Come de todo, pero de forma equilibrada y manteniendo una alimentación saludable. Si tu índice de masa corporal (IMC) es inferior a 18,5 o superior a 30, plantéate acudir a un Dietista-Nutricionista (no es suficiente con “el profesional de aquí al lado”). Tanto el infrapeso como la obesidad afectan negativamente a la salud de hombres y mujeres.

EJERCICIO

Si no tienes hábitos deportivos, éste es un buen momento para comenzar a adquirirlos (como cualquier otro momento del año). Caminar todos los días, aunque solo sea media hora, genera grandes beneficios tanto biológicos como psicológicos.

BRONCEADORES

Rayos UVA, lociones, aerosoles y polvos, camas de bronceado… Son muchos los medios que tienes a tu alcance para estropearte la piel. Tú misma.

Anuncio-en-Harpers-Bazaar-de-mayo-1915MÉTODOS DE DEPILACIÓN

Cera, afeitado, crema depilatoria, decoloración del vello, láser, electrólisis… También en este punto dispones de diversas opciones, aunque yo te recomiendo únicamente dos de ellas:

  • la primera es la que utilizas en otoño e invierno (supongo que si la usas es porque te va bien).
  • la segunda es más “subversiva”. ¿Sabías que las mujeres os depiláis las axilas solo desde 1915, a raíz de un anuncio que apareció en la revista Harper’s Bazaar cuyo lema decía “La moda para el verano y el baile moderno se combinan para hacer necesaria la eliminación del molesto vello”?, ¿y que tampoco os depilasteis las piernas hasta el período de escasez de medias que se produjo durante la Segunda Guerra Mundial y que coincidió con la moda de las “chicas pin-up” (implantada a raíz de una fotografía realizada a la actriz Betty Grable que llevó a miles de mujeres a querer imitarla)? Sí, es cierto que ya en el Antiguo Egipto, y en los imperios Romano y Griego, se eliminaba el vello de cejas, brazos, pecho, piernas o axilas, pero se hacía tanto en hombres como en mujeres (adultos y niños), y era realizado por razones culturales y no estéticas.

¿Has apuntado las reglas?

Si es así, ya estás preparada para ponerte el bikini y lucirte tal cual eres, orgullosa de ser tú misma.

Recuerda que, aunque cada persona es libre de hacer lo que quiera, no solo las mujeres estáis sometidas a las “reglas de belleza” que nos ha impuesto la sociedad. Los hombres también somos víctimas, porque se nos ha enseñado a ver como “raro” lo que debería ser normal, hasta el punto de que necesitamos conoceros.

 

Deja un comentario