Los límites están en tu mente

¿Qué límites de los que nos marcamos son reales y cuáles mentales?

Las creencias limitantes forman parte de nosotros desde pequeños, están tremendamente arraigadas, y resulta ciertamente difícil responder subjetivamente a esta pregunta (no así desde la observación externa).

Domina Tu Mente, Elimina Las Creencias LimitantesEsas creencias, además, se han ido creando por fuentes difíciles de refutar: nuestra familia, nuestro círculo social, nuestros profesores, la religión, las normas comunitarias establecidas…

Debemos comenzar a cuestionarnos lo aprendido o, de otro modo, tendremos una vida reducida e insatisfactoria, unas veces “porque sí” (porque así ha sido toda la vida o es lo que debe ser) y otras por puro miedo (¿qué me espera si cruzo esa barrera?).

El miedo al error no es una característica habitual en la infancia. Va surgiendo poco a poco, según aprendemos de niños que el error es malo, que equivocarse es de fracasados, que las ejecuciones de cualquier índole han de tener resultados perfectos.

¿Y qué nos cuestionamos de aquel aprendizaje en la edad adulta? Lamentablemente poco o nada, y es necesario reaprender que el error proporciona experiencias y éxitos, quizás no en los primeros resultados, pero siempre en el proceso.

No existen objetivos felices si la marcha hacia su consecución es desdichada.

Aun afirmando lo anterior, es conveniente que detectemos y protejamos aquellos límites personales a partir de los cuales aparece el sufrimiento. ¿Podremos entonces superarlos? ¡Por supuesto! Pero jerarquizando y sin sobreesfuerzos, recordando que las prisas están reñidas con la rapidez.

Debemos cuestionarnos nuestras creencias y limitaciones sobre lo que imaginamos poder hacer y lo que percibimos imposible. Las consideramos verdades, no suposiciones, y resulta difícil cambiar este punto de vista. Pero os aseguro que es lo más motivador que existe.

Habrá límites, efectivamente, que no podremos superar. Pero habremos descubierto que podemos actuar en contra de lo que pensamos, asumir riesgos, pensar menos y actuar más.

También nos daremos cuenta, indirectamente, de que hemos respondido a mi pregunta inicial: esas últimas barreras ya son reales, consecuentes con nuestra naturaleza, no imaginadas o mentales, y posiblemente cumplen una función.

La hormiguita del vídeo que inserto, ¿por qué no sobrepasa el círculo dibujado? Sinceramente, no lo sé. Pero estoy seguro de que ese comportamiento ha ayudado a la supervivencia de su especie, por lo que filogenéticamente resulta, o ha resultado, un aprendizaje útil.

Los límites solo existen en tu mente.
¿Te atreves a superarlos?

Deja un comentario

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Alfredo Herranz Sanz
  • Finalidad: El Titular tratará tus datos personales con la finalidad de administrar correctamente su presencia en la red social, informarte de sus actividades, productos o servicios, así como para cualquier otra finalidad que las normativas de las redes sociales permitan.
  • Legitimación: La base legal para el tratamiento de tus datos es: el consentimiento.
  • Destinatarios: Alfredo Herranz Sanz informa al Usuario de que sus datos personales no serán cedidos a terceras organizaciones, con la salvedad de que dicha cesión de datos esté amparada en una obligación legal o cuando la prestación de un servicio implique la necesidad de una relación contractual con un encargado de tratamiento. En este último caso, solo se llevará a cabo la cesión de datos al tercero cuando Alfredo Herranz Sanz disponga del consentimiento expreso del Usuario.
  • Derechos: El Titular te informa que sobre tus datos personales tienes derecho a: Solicitar el acceso a los datos almacenados. Solicitar una rectificación o la cancelación. Solicitar la limitación de su tratamiento. Oponerte al tratamiento.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad