Dependencia Emocional

Dependencia Afectiva, codependencia, relaciones dañinas“Hace cincuenta y una horas que te fuiste de casa, ya casi cincuenta y dos. No puedo olvidar tu enfado, ni cómo volvías a decirme que no soy más que una loca. Me siento culpable, tremendamente culpable.

No hace falta que te diga que lloro constantemente, ni que me resulta imposible comer o conciliar el sueño. Estoy destrozada. El móvil es el único compañero que acepto, por si me llamas o escribes, aunque sé que no lo harás.

Terminaré dando yo el paso para contactar contigo, insistiendo y atosigándote. Volveré a recibir tus despechos, pero seguiré intentando que me respondas, aún con desaires. Me arrastraré y humillaré para que vuelvas, como he hecho las otras veces.

Entiendo que salgas con tus amigos y que para ti sean lo más importante; acepto que no me digas lo que haces, ni cuándo ni con quién, porque es tu vida y tienes derecho a tu privacidad; no te volveré a recordar que vivimos en mi casa, porque lo material no debe tener importancia entre nosotros; te daré sexo siempre, respetando que eres un hombre y tienes tus necesidades. Solo quiero ser “una mujer que te merezca”, no ya “la mujer que te merezca”, porque has sido claro al explicarme que no te puedo tener en exclusiva.

Soy muy imperfecta, no merezco nada, pero intento cambiar para gustarte. Quiero que me vuelvas a aceptar como compañera, que me perdones por no estar a tu altura y me ayudes, al menos, a no estorbarte.

Por favor, dame una nueva oportunidad.”

Estimada mujer:

La Dependencia Emocional se puede y se debe superar, y ya estás tardando demasiado en ponerte en manos de un profesional que te ayude.

Deja un comentario

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Alfredo Herranz Sanz
  • Finalidad: El Titular tratará tus datos personales con la finalidad de administrar correctamente su presencia en la red social, informarte de sus actividades, productos o servicios, así como para cualquier otra finalidad que las normativas de las redes sociales permitan.
  • Legitimación: La base legal para el tratamiento de tus datos es: el consentimiento.
  • Destinatarios: Alfredo Herranz Sanz informa al Usuario de que sus datos personales no serán cedidos a terceras organizaciones, con la salvedad de que dicha cesión de datos esté amparada en una obligación legal o cuando la prestación de un servicio implique la necesidad de una relación contractual con un encargado de tratamiento. En este último caso, solo se llevará a cabo la cesión de datos al tercero cuando Alfredo Herranz Sanz disponga del consentimiento expreso del Usuario.
  • Derechos: El Titular te informa que sobre tus datos personales tienes derecho a: Solicitar el acceso a los datos almacenados. Solicitar una rectificación o la cancelación. Solicitar la limitación de su tratamiento. Oponerte al tratamiento.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad