¿Estar mal por estar bien?

El camino a la resiliencia
Un proceso depresivo, o ansioso, o “loquesea”, puede concurrir con el abandono de actividades habituales, con la minimización del entorno social (aislamiento), con la evitación de compromisos y responsabilidades (con nosotros mismos y con los demás), con la falta de perspectiva más allá del corto plazo…

Según se avanza en el proceso psicoterapéutico y se producen mejorías, aparecen las tan anheladas ilusiones y motivaciones, los proyectos, los deseos. Y quien pide ayuda puede llegar a evidenciar algo que desconocía o prefería soslayar: no le gusta su trabajo, no le gusta su forma de vida, no le gustan sus amigos, etc. Su vida no se corresponde con lo que desea y/o le hace feliz (incluso pudo desencadenar su malestar), y la nueva perspectiva, tanto si se dirige al dolente mantenimiento de lo que se tiene como si se enfoca hacia el cambio, produce congoja.

El psicólogo debe ser consciente de esta posibilidad e intentar adelantarse a la situación, que por suerte no es universal. Al recobrar el bienestar emocional y aumentar la resiliencia, la persona puede verse impelida a enfrentarse a decisiones duras, en ocasiones las más difíciles e importantes de su vida. Y el psicólogo ha de estar a la altura para ofrecer la ayuda que se necesita.

El entorno al que nos hemos adaptado por inercia puede no ser el adecuado para procurarnos el equilibrio y el bienestar que necesitamos y, aún con el miedo que provoca el cambio, es fácil que queramos darle a nuestra vida el sentido que sabemos que puede tener.

Por suerte, a vivir bien se aprende. Y todos somos capaces.

Deja un comentario

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Alfredo Herranz Sanz
  • Finalidad: El Titular tratará tus datos personales con la finalidad de administrar correctamente su presencia en la red social, informarte de sus actividades, productos o servicios, así como para cualquier otra finalidad que las normativas de las redes sociales permitan.
  • Legitimación: La base legal para el tratamiento de tus datos es: el consentimiento.
  • Destinatarios: Alfredo Herranz Sanz informa al Usuario de que sus datos personales no serán cedidos a terceras organizaciones, con la salvedad de que dicha cesión de datos esté amparada en una obligación legal o cuando la prestación de un servicio implique la necesidad de una relación contractual con un encargado de tratamiento. En este último caso, solo se llevará a cabo la cesión de datos al tercero cuando Alfredo Herranz Sanz disponga del consentimiento expreso del Usuario.
  • Derechos: El Titular te informa que sobre tus datos personales tienes derecho a: Solicitar el acceso a los datos almacenados. Solicitar una rectificación o la cancelación. Solicitar la limitación de su tratamiento. Oponerte al tratamiento.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad